Viaje por Latinoamérica 2011

REPÚBLICA DOMINICANA (24 febrero 2011 / 28 marzo 2011) · 32 días

1 – Locura en el aeropuerto de Frankurt
2 – Santo Domingo
3 – Santiago & Jarabacoa
4 – Sosúa
5 – Puerto Plata
6 – Punta Rucia & Río San Juan
7 – Sánchez, Los Haitises & Las Terrenas
8 – Samaná & Las Galeras

CUBA (28 marzo 2011 / 12 abril 2011) · 15 días

1 – Inspección en el aeropuerto
2 – Santiago de Cuba
3 – Trinidad, Cienfuegos & Remedios
4 – La Habana, Soroa, Viñales & Las Terrazas

MÉXICO (12 abril 2011 / 7 junio 2011) · 56 días

1 – DF, Puebla & Teotihuacan
2 – Xalapa, Papantla, El Tajín, Veracruz & Catemaco
3 – Palenque, Selva Lacandona, San Cristóbal de las Casas & Tutxla Gutiérrez
4 – DF, San José del Pacífico & Oaxaca

COLOMBIA (7 junio 2011 / 5 julio 2011) · 28 días

1 – Bogotá & Medellín
2 – Cartagena de Indias & La Guajira

Colombia (Parte 2 de 2) – Cartagena de Indias & La Guajira

 

CARTAGENA DE INDIAS

Ya sé que soy bastante crítico, pero mi paso por Cartagena fue la peor experiencia hasta la fecha.
Algo de mala suerte, y un acoso continuo de vendedores ambulantes fueron las razones.

A penas disfruté de la estancia en la que se dice que es la ciudad más bonita de Colombia.
Para empezar, no se puede decir eso si lo único bonito es una pequeña zona colonial, y a 2 calles se caen la paredes a trozos y está lleno de basura en las calles.

Cartagena colonial | © Marc Iglesias |
Alguna que otra bonita fachada | © Marc Iglesias |
“No popo, No orines” | © Marc Iglesias |

Repito, agobio y acoso de los vendedores ambulantes. Eso es lo que sufre uno en esta ciudad, y parece ser que hace años que los turistas se quejan de lo mismo. Siendo Patrimonio de la Humanidad y la ciudad más turística de Colombia, no entiendo la permisividad de las autoridades en este aspecto. En general tuve bastante mala suerte porque ninguno de los 3 tours que fue lo esperado (ni explicado). Después de tanto viajar no sé cómo cometí el error de fiarme de un vendedor de la calle (es que está repleto).

Podría hablar además de que la mayoría de mujeres de esta ciudad se dedica a la prostitución… O también que al turista se le ofrece droga sin disimulo. Hablo de hechos. Iba a empezar un tour llamado Rumba en Chiva (un camión turístico pintado de colores llamativos, pero hecho caldo) y para ello tenía que ir hasta un hotel en la zona de Boca Grande (parecido a Benidorm), y en cuando salgo de taxi me aborda un personaje que, justo después averiguar era español, va y me dice que si quiero farlopa, así sin más. Cuando vio mi cara de sorpresa y de decirle que no consumía, va y me suelta al oído, “tranquilo, que esto es Cartagena y no pasa nada”. Maldito bastardo.

Al lado de mi hostal | © Marc Iglesias |
En una pared en el barrio de Getsemaní | © Marc Iglesias |

¿Putas? Las que quieras, y para colmo muchas no lo aparentan porqué son universitarias, que aquí llaman ‘prepago’. La culpa, del puto turista (nunca mejor dicho) que solo viene a drogarse y follar. Vergüenza me dio cuando un colombiano me dijo que fui el único español con el que había tenido una tranquila charla, porque todos iban a lo mismo…

Pues bueno. Un día es suficiente para recorrer la zona amurallada, que es donde se concentran la mayoría de monumentos y museos. Eso si puedes aguantar el calor asfixiante y altísima humedad (día y noche), o no te pilla una tormenta del copón como a mi.

Después del un Sol abrasador, un repentino diluvio | © Marc Iglesias |
Caminando bajo la lluvia | © Marc Iglesias |
Trasero voluminoso, como diría Botero | © Marc Iglesias |

En la Catedral e Iglesia de Santo Domingo, cuando no hay misa, solo puedes entrar pagando. Al menos te dan una audio-guía y conoces algo de historia del lugar. Y si tienes suerte como yo, estás solo y puedes tomarte el tiempo que quieras fotografiando.

En el Altar.. | © Marc Iglesias |
Hermosas lápidas en el suelo | © Marc Iglesias |
Arcos | © Marc Iglesias |
Las siempre bonitas esculturas | © Marc Iglesias |

Visité el recomendado Museo de la Inquisición, cuya única curiosidad es la exposición de torturas de la época. Pone los pelos de punta la locura del ser humano.

Tortura | © Marc Iglesias |
El Aplasta Cabezas | © Marc Iglesias |
La Horca | © Marc Iglesias |
La Guillotina | © Marc Iglesias |

Otro de los tours que hice fue el ir a las Islas Rosario, que están a 60 y pico Km de distancia. De la 1,5h que me dijo el vendedor que tardaba el trayecto, se demoró el doble, es decir 3 eternas horas… Al menos conocí a una familia colombiana encantadora.

Surcando el Caribe | © Marc Iglesias |
Me recordó a El Kaki de la serie Malviviendo | © Marc Iglesias |
Distrayendo al público, y al lado la chica exhibicionista de turno | © Marc Iglesias |
Foto de recuerdo | © Marc Iglesias |
Mientras unos trabajan… | © Marc Iglesias |

Llegamos primero a una isla en la que hay un Acuario, y donde vi lo mejor del tour.

Tiburones aparentemente amaestrados. El ave hacía de secretaria | © Marc Iglesias |
Lo mejor del acuario | © Marc Iglesias |
Alehop! | © Marc Iglesias |
Delfín hambriento | © Marc Iglesias |
Gaviota ladrona | © Marc Iglesias |
Sirena | © Marc Iglesias |
Vida submarina | © Marc Iglesias |
Vida submarina | © Marc Iglesias |
Morenas | © Marc Iglesias |
Caballito de mar haciando la siesta | © Marc Iglesias |

Luego nos dejaron en la, teóricamente, mejor playa de toda Cartagena, Playa Blanca. No importa que la arena sea blanquecina, y que el agua esté calentita. Todo se va a la mierda cuando encuentras vendedores incluso dentro del agua maldita sea! Os lo juro, allí los tenías ofreciendo que si motos acuáticas, que si subir al ‘gusano’ de los coj…
Tampoco podías comer muy tranquilo porque no paraban de incordiar, que si ostras, que si pulseritas, que si bebidas.
De regreso, al menos pudimos disfrutar de un atardecer bien bonito sobre Boca Grande.

Atardecer en Boca Grande | © Marc Iglesias |
Atardecer | © Marc Iglesias |

Y el tercer y último tour fue por la ciudad. Nos llevaron al Convento de la Popa, en el cual no entré porque no me dio la gana de pagar la entrada extra que se supone que sí venía incluía. Pero me colé y tomé unas fotos de las vistas.

A los pies de la Cruz | © Marc Iglesias |
Mirador del convento | © Marc Iglesias |

Y finalmente al Castillo de San Felipe, en el que enseñan los túneles que atraviesan todo el recinto. Por cierto, por qué narices le llaman Castillo si es una fortificación?

‘Los Zapatos Viejos’ frente al Castillo de San Felipe | © Marc Iglesias |
Desde la Fortaleza, perdón, Castillo de San Felipe | © Marc Iglesias |
Formas | © Marc Iglesias |

Esta mala experiencia, y la sensación de que ya nada me atraía, hicieron que comprara un billete de regreso a la capital. Aquí ocurriría algo que a veces me da que pensar, si es el Destino o qué leches, pero menuda casualidad… A falta de 2 horas de la salida del vuelo, me dio por mirar una web de contactos a la que estaba apuntado, y me acababa de responder una chica de Ríohacha, en el norte de Colombia. Esta ciudad está en La Guajira, una zona que me habían recomendado ir… Pues sin pensármelo mucho, cancelé el vuelo y me fui a conocer su ciudad.
Al día siguiente tomé un servicio que llaman puerta-a-puerta; te pasan a buscar al hotel y te llevan al destino. De agradecer cuando vas cargado con equipaje.

 

RIOHACHA

Después de hacer ‘transbordo’ en Santa Marta, llego a esta pequeña y acogedora ciudad. Es clavaito a Cuba o República Dominicana, tanto por la gente como la estética. Se nota que estoy en el Caribe. Llamo a mi nueva amiga y quedamos. Ou yeah, genética Colombiana ^^
Me lleva a conocer el paseo marítimo, que realmente es lo más bonito (y turístico) que tiene este municipio. Lleno de vendedores de artesanía local, la mayoría mujeres indígenas Wayuu tejiendo, que muestran sus productos en el suelo sin acosar al turista.
Ahí mismo hay un bonito muelle de madera que se adentra en el mar, desde donde pude ver esa misma tarde una puesta de Sol preciosa, pero no llevaba mi cámara encima. Aquí el calor también es severo, pero al menos corre brisa, y cuando atardece la temperatura es bien agradable.

Muelle | © Marc Iglesias |
Multicolor | © Marc Iglesias |
Monumento en el paseo marítmo sobre la historia de la Guajira | © Marc Iglesias |

 

ALTA GUAJIRA

Contraté un tour de 2 días para para visitar el extremo norte de Colombia, la Alta Guajira.
Solo se puede llegar en vehículos todo-terreno, ya que a medida que avanzas el asfalto se convierte en caminos de tierra, y finalmente en campos semidesérticos.

Repostando | © Marc Iglesias |
En medio de la nada | © Marc Iglesias |
Conduciendo al ladito del Mar | © Marc Iglesias |

Qué bien me sentía, al fin veía paisajes nuevos.
Hicimos una primera parada en la ciudad de Uribia, que llegó a ser capital del departamento (provincia). Poco que ver.

Pintura en Uribia | © Marc Iglesias |
Imitando al ‘Palabrero’, que parece que me vaya a dar por c… | © Marc Iglesias |

 

Continuamos hasta las minas de sal de Manaure. Otro paisaje novedoso para mi.

Mini pirámide de sal | © Marc Iglesias |
Cinta transportadora | © Marc Iglesias |
Ganándose la vida bajo un Sol horroroso | © Marc Iglesias |
Mini guía | © Marc Iglesias |
Estética | © Marc Iglesias |
WC | © Marc Iglesias |

Un chica se sorprendió que me riera (como todos) de su cartel.

Ojo! jaja | © Marc Iglesias |
La chica del cartelito y su amiga | © Marc Iglesias |

Parece que le caí simpático, y al acabar el recorrido me dio un papel con vocabulario Wayuu. Me llamó la atención del “Me gustas”… jeje

Español – Wayúu | © Marc Iglesias |

Después de una hora conduciendo, nos cruzamos con otro todo terreno y su conductor haciéndonos señas. Sí, él tenía un problema, estaba atascado en la arena (con unos neumáticos lisos como en la Formula 1 no me extraña…) pero es que nosotros también, teníamos una rueda pinchada. Pero como parece que es habitual, los conductores se ayudaron mutuamente.

Reparando | © Marc Iglesias |
Intentando remolcar | © Marc Iglesias |

Aproveché para estirar las piernas y tomar alguna foto del entorno.

Si esto no es desierto, le falta poco | © Marc Iglesias |

Después de otra hora de camino llegamos al campamento.

Arenas | © Marc Iglesias |
Indígena | © Marc Iglesias |
Formas | © Marc Iglesias |

Una serie de cabañas que pensé hechas de madera, pero eran de corazón de cactus oye.

Mi cabaña | © Marc Iglesias |
Acogedor | © Marc Iglesias |

Habían trabajadores construyendo una, pero me llamó atención que llevaba un pasamontañas que solo le veías ojos y boca, imagino que por el viento y arena.

Construyendo cabañas | © Marc Iglesias |

Fuimos a una playa en “Ojo del Agua”, en las que sorprendió por lo fría que estaba el agua.

Adios solete | © Marc Iglesias |

Nos llevaron a un faro cercano a ver la puesta de Sol, lugar conocido porque estaba llena de gente. Buenas vistas pero un atardecer descafeinado por la nubes del horizonte. Aún así hay que intentar improvisar.

Pinchos | © Marc Iglesias |
Doy fe, estuve allí eh | © Marc Iglesias |

Los indígenas Wayuu, encargados del campamento, tienen como costumbre quitar la electricidad por la noche para no contaminar lumínicamente. Debido a eso no pude usar el ventilador después de haberme despertado por el calor, pero gracias a esa norma pude observar el mejor cielo estrellado hasta la fecha (junto el de la playa de Mazunte en México).

Nuestra preciosa Galaxia, la Vía Láctea (112 segundo de exposición, ISO 1600) | © Marc Iglesias |

 

Al día siguiente nos llevaron al Cabo de la Vela, y subimos para tener una hermosa vista.

Mar multicolor | © Marc Iglesias |
En Cabo de la Vela | © Marc Iglesias |
Momento romántico | © Marc Iglesias |

De regreso al campamento, y antes de partir, me relacioné un poco con los Wayuu y les tomé fotos. Me jodió mucho cuando yo, que llevaba un buen rato intentando ganarme su confianza para tomarles fotos con su permiso, llega una compañera del tour, y sin pensarlo 2 veces se pone a fotografiar una de las niñas, y dice “buah qué fotaza”. Qué rabia me da esta gente que se piensan que algunas persona son simples atracciones turísticas.

Tímida nena indígena, con su bolsito y todo | © Marc Iglesias |
Linda wayuu posando para mi | © Marc Iglesias |
Les cuesta, pero alguna sonríe | © Marc Iglesias |

Por cierto, solo las mujeres se pintan el rostro y lo hacen para protegerse del Sol.
Esta niña aceptó que la fotografiara a cambio de una bolsa de patatas. Acepté el soborno ya que al fin y al cabo es un intercambio.

Ella también posó pero a cambio de una bolsa de papas jeje | © Marc Iglesias |

Llegó la hora de regresar, y nos llevaron por otro camino. Increíble conducir a tan poca distancia del mar.

De película, conduciendo por la playa | © Marc Iglesias |

También fue sorpresa encontrarnos con unos “peajes” improvisados. Familias indígenas han ideado un forma de ganarse una limosna, impidiendo el paso de los vehículos con una simple cuerda, que estira algún niño. En uno de ellos dimos monedas, pero en otro les di una bolsa de patatas, y me emocionó ver cómo se les iluminó la cara a esa gente. Uff qué pena me dio. Te das cuenta que es mejor darles comida en vez de dinero, ya que para poder comprar algo seguramente han de caminar varios kilómetros.

Peaje infantil | © Marc Iglesias |
Un retrato que me emocionó | © Marc Iglesias |
Darles algo de comida les hizo muy felices | © Marc Iglesias |

De regreso a Ríohacha pasé unos días de relax con mi amiga, y éste fue un bonito final para mi viaje, después de 131 días fuera de casa y 6000 fotografías.

 

COMENTARIOS DE COLOMBIA
-En los menús (‘Comida corriente’) siempre dan sopa caliente de primero. Que están buenas, pero con el calor que hace en la mayor parte del país… curioso.
-Sigue habiendo criminalidad, pero al igual que en México, es entre personas relacionadas con el narcotráfico. Es un país más seguro de lo que muchos creen.
-Colombia tiene un potencial turístico enorme, con diversidad de culturas y paisajes, desde la Selva Amazónica, a la cordillera Andina, hasta las playas caribeñas. Pero para mi, lo mejor, es su gente.

 

GALERÍA DE FOTOS

CARTAGENA:

Original y delicioso ‘pan’ de arequipe (dulce de leche) | © Marc Iglesias |
Jugando al dominó | © Marc Iglesias |
Palenqueras | © Marc Iglesias |
Predicador | © Marc Iglesias |
Elementos | © Marc Iglesias |
Uno de los bonitos picaportes de Cartagena | © Marc Iglesias |
Otro original picaporte | © Marc Iglesias |
Bonito lavamanos | © Marc Iglesias |
Posando | © Marc Iglesias |
Deditos | © Marc Iglesias |
Humedad | © Marc Iglesias |
El centro del mundo | © Marc Iglesias |
Poema de Pablo Neruda | © Marc Iglesias |
Bola de pelo con ojos, lengua, y… pañales! | © Marc Iglesias |
Me recordó a la portada de las antiguas Ángeles de Charlie | © Marc Iglesias |
Sombrero vueltiao, típico en el norte de Colombia | © Marc Iglesias |
Con el capitán, cansado de fotos supongo | © Marc Iglesias |
En la cabina, una Biblia muy antigua | © Marc Iglesias |
El fotógrafo, con una Olympus PEN de hace 50 años. Luego vendía el negativo de 1 cm y una lupa | © Marc Iglesias |
Demasiado escándalo | © Marc Iglesias |
Islas del Rosario, algunas diminutas | © Marc Iglesias |
Jurassic Park | © Marc Iglesias |
Efecto óptico | © Marc Iglesias |
Despidiéndose | © Marc Iglesias |
Atarceder en Boca Grande | © Marc Iglesias |
Ticket del ‘Tur de la Sida’ (Tour de la Ciudad). Salida en ‘Tore de relo’ (Torre del Reloj) | © Marc Iglesias |
Cafetería móvil | © Marc Iglesias |
Oso dormilón, al que no le dejan dormir | © Marc Iglesias |
Bella & Bestia | © Marc Iglesias |
Círculo de ternura | © Marc Iglesias |

 

LA GUAJIRA:

Agua turbia | © Marc Iglesias |
Grabando | © Marc Iglesias |
Imagino que alertaba del viento, imaginación al poder | © Marc Iglesias |
Parece un anuncio de 4×4 | © Marc Iglesias |
Bonito letrero | © Marc Iglesias |
Persiguiendo ovejitas jiji | © Marc Iglesias |
Los cerdos también hacen siesta | © Marc Iglesias |
Curioso, 4 burros mirando a los 4 puntos cardinales? | © Marc Iglesias |
Postal | © Marc Iglesias |
Kitesurf | © Marc Iglesias |
Vida rural | © Marc Iglesias |
Subido en la acera con el gorrito de mi compañero, alias el Che de Colombia 🙂 | © Marc Iglesias |
El Che colombiano | © Marc Iglesias |
Autorretrato | © Marc Iglesias |

 

FIN DE LA 1ª TEMPORADA 😉