La vez pasada hablé de la adquisición de la nueva cámara Nikon D7100. Hoy escribiré sobre los accesorios que adquirí para complementar la herramienta fotográfica:

GRIP/EMPUÑADURA

Como en la mayoría de los casos las marcas cambian los modelos y has de adquirir uno nuevo, y para la D7100 corresponde la referencia MB-D15. Pero no compré el original de Nikon, ya que los muy locos lo venden en 265 dólares! Me decidí por una tercera marca, pero de buena reputación y comentarios, y encontré en Amazon la Pixel Vertax D15 por 90 dólares.

Pixel Vertax D15

Pixel Vertax D15

La verdad que cumple perfectamente con lo que había leído, materiales buenos, y encaja muy bien, todo a un precio mucho más correcto.
Al igual que con la Nikon D80, no adquirí el grip por la mayor autonomía (ya que puedes meterle otra batería en su interior), sino por la comodidad que ofrece para largas sesiones de fotos de retratos. Ya que este accesorio dispone de varios botones, entre ellos el de disparo, permitiendo usar la cámara en posición vertical de una forma cómoda.

Nikon_D7100_grip

Nikon D7100 con grip Pixel Vertax D15

El punto negativo sería el nuevo diseño, ya que ahora el grip no aloja 2 baterías como en modelos anteriores sino solo 1, ya que la otra permanece en el interior de la cámara, y para recargar ésta has de quitar el grip

TARJETA DE MEMORIA

Bueno, más que un accesorio es un complemento que todos sabemos es imprescindible, pero no todos le dan la importancia que merece. La tarjeta de memoria ha de ser de buena marca (Sandisk, Lexar…), y mi recomendación es que además sea rápida. Muchos creen que esa velocidad solo es necesaria para fotógrafos de deportes, que “disparan” en ráfaga, pero no caen en cuenta que también afecta a la velocidad de lectura, y eso afecta a la revisión de fotos en la propia cámara, y al copiarlas al ordenador.

Sandisk Extreme Pro de 16GB

Para la D7100 de 24 megapixels, donde ya comenté que los ficheros ocupan de 20 a 30 MB, tenía claro la capacidad mínima de 16 GB, pero dudaba entre la Sandisk Extreme de 45 MB/seg. o el modelo Extreme Pro de 95 MB/seg. Pero después de ver varias pruebas por Internet, me decanté por la segunda, que aún siendo más cara, es mejor inversión y sabes que sacarás el máximo rendimiento a la transferencia de datos de la cámara.

DISPARADORES REMOTOS

  • Infrarojos

Uno de los accesorios más baratos y útiles que puedes comprar para tu cámara digital. Y no solo para autorretratos, sino para fotografía nocturna y astronómica, y cualquiera donde haya que minimizar al máximo la trepidación de la cámara.

Además, en Nikon, sirve el mismo (ML-L3) para muchos modelos. Yo como perdí el mío aproveché y adquirí uno chino de la marca Photive por 8 dólares, en vez de los 20 que vale el de Nikon. El punto negativo es que hay presionar más de la cuenta el botón, y diría que es un pelín más grueso que el de Nikon, sin embargo el Photive está hecho de un material rugoso que mejora el agarre.

Disparador infrarojo "Photive PHML-L3"

  • Cable

Otro tipo de disparador es el de cable. Para mi la ventaja sobre el de infrarojos es la fiabilidad y el no depender de pilas. En este caso una referencia sirve para varios modelos de Nikon, aunque no tantos como el caso anterior. Para la D7100 corresponde el MC-DC2. También compré una marca alternativa, Pixel, por otros 8 dólares, frente los 25 del modelo Nikon.

Disparador por cable Pixel