Como ya expliqué, debido a los astronómicos impuestos de importación en Colombia, vendí mi equipo Bowens Gemini PRO 500, de los que estuve encantado. Dudé bastante si adquirir otro equipo de flashes “de estudio”, pero decidí probar el estilo “strobist“, que consiste en usar flashes “de reportaje”, de esos chiquitos que se colocan sobre la cámara.
Me hice con un par marca Yongnuo, modelo YN-560 II.

Yongnuo YN560-II

Yongnuo YN560-II


Por el precio de un flash Nikon, te compras 3 de esta marca china. Y estoy muy contento.
Uno puede pensar que no hay punto de comparación, sobretodo en potencia. Pero para la mayoría de usos que le doy yo, os aseguro que la potencia que tienen estos chiquitines es suficiente. El dato que lo indica se llama Número Guía o GN. Y éstos tienen GN58 en 105mm y GN39 en 35mm. En comparación, el último flash de Nikon, el SB-910 sólo tiene GN34 (35mm). Eso sí, son totalmente manuales, nada de TTL. Es decir, hay que modificar la potencia a mano, no desde la cámara. Pero así ha sido siempre en Estudio.
Además son bastante rápidos en “reciclaje”, es decir, el tiempo que tarda en estar preparado para el siguiente “disparo”: 3 segundo a máxima potencia 1/1. Aún así eso es demasiado tiempo para mi, por eso adquirí un par de baterías externas Godox Propac PB-820. Para conectarlas a estos Yongnuo hace falta el cable que es compatible con los Canon 580EXII.

Godox Propac PB820


Es increíble lo bien que funciona este kit. Puedes disparar a plena potencia y en menos de un segundo está listo de nuevo. Además del aumento de la autonomía.
El único “pero” que le doy a este flash, es que obligatoriamente necesita tener insertadas 4 pilas AA.
Finalmente, para poder usar en remoto los flashes, compré 2 kits Duo de disparadores por radiofrecuencia Cactus V5. Sí, cuatro dispositivos, ya que aparte de los 2 para cada Yongnuo, se necesita otro evidentemente conectado a la cámara. Y el 4º para backup o si necesito usar mi Nikon SB-600 (pero éste normalmente lo uso con el sistema inalámbrico CLS de Nikon).
Cactus V5

Cactus V5


En este caso estoy bastante descontento con los Cactus. Había leído análisis/reviews, y solo le criticaban mínimamente la rosca para unirlo a la zapata de la cámara o trípode. Pues os digo que es horrible. Está muy mal diseñada, ya que el espacio es demasiado pequeño para poder girarlo bien con los dedos, y eso que los míos no son morcillas.
Y también critico la rueda para cambiar los canales de frecuencia. Es bastante suave y se gira con demasiada facilidad…, y puedes pasarte media hora peleándote sin saber por qué no dispara el flash…
Para conocer más sobre strobist y técnicas de iluminación, recomiendo encarecidamente el Blog de un compañero de trabajo, Marcelo Isarrualde. Es profesor en la escuela GrisArt de Barcelona, donde yo estudié.
Gracias a sus artículos compré la mayoría de cosas de iluminación que tengo, y que veréis en la 2ª parte.