500km en moto: agua turquesa, selva y langostinos
Antes de continuar mi camino hacia la península de Samaná, realicé un par de excursiones con Pequeño. Él fue quien me propuso alquilar una pasola (moto tipo scooter) y ser el conductor. Así sería mucho más económico que hacer una excursión organizada (según él cuestan 180$). Imagino que la alquilaría a algún amigo porque me costó sólo 400 pesos/día (8€). Yo ya ni le pregunté si tenía Seguro de accidentes porque por ese precio… También crucé dedos porque íbamos sin casco, bueno casi nadie lleva.
Primer destino, Punta Rucia y sus preciosas playas, a unos 140km de distancia de Puerto Plata. Vamos, que si lo llego a saber no voy. Por qué? Pues porque un trayecto de esa distancia yendo de acompañante en una scooter, por unas carreteras llenas de socavones… es muy incómodo y cansado. Ni decir que, chulo de mí, fui con una camiseta sin mangas y sin ponerme protector solar. Resultado, ligeras quemadas en brazos, frente y cuello.

Vamos de excursión | © Marc Iglesias |


Pero también llovió y pasé un frío de narices.
El trayecto la verdad es que es muy bonito y variado. A parte que nunca me cansaré de ver lo variopinto del tráfico de este país, y lo que es capaz de transportar la gente en moto, coche o camioneta.

El ‘country’ llega muy lejos | © Marc Iglesias |


Ahorrando en transporte | © Marc Iglesias |


Ahorrando en transporte escolar | © Marc Iglesias |


Creo que las fotos que muestro son de una playa justo antes de Punta Rucia, llamada La Ensenada. Igualmente todas las playas de la zona son bonitas y tranquilas, aunque seguro que influyó que era un martes.
Ahora sí, por fin, me sentía en el paraíso. La perfección sería con arena blanca, pero tiempo al tiempo.

Cerca del paraíso | © Marc Iglesias |


Foto postalera | © Marc Iglesias |


Pureza | © Marc Iglesias |


Allá comí un pedazo langostino, lástima que no me entusiasma el marisco.

Langostinos dominicanos | © Marc Iglesias |


Y Pequeño se jaló un bonito pescado.

Bonito y rico pescado | © Marc Iglesias |


Segunda excursión: Ciudad Río San Juan y la Laguna Gri-GRi.
Primera parada, a comprar una gorra para evitar el solarro en la frente.
Por el camino cruzamos Sosúa, y a continuación un pueblo ideal para los amantes de los deportes de agua y viento como el Kite-Surf, Cabarete.
Luego Pequeño me llevó a un sitio (no me preguntéis la zona) que enseñaban plantaciones de cacao y otras plantas. Me hizo de guía un chaval mu majete, explicando todo con detalle, incluso me “peló” un coco. No sé por qué siempre pensé que el agua del coco sería mucho más dulce…

Cacao | © Marc Iglesias |


Abriendo un cacao. Lo blanco se come. El gusto me recordó a una chirimoya | © Marc Iglesias |


Pelando un coco – parte 1 | © Marc Iglesias |


Pelando un coco – parte 2 | © Marc Iglesias |


La siguiente parada fue la ciudad de Río San Juan, donde se ubica la Laguna Gri-Gri (viene de un árbol llamado así). Esta laguna es famosa por el tranquilo paseo en barca y sus manglares.
La anécdota fue que viajé sólo en el bote, como un Rey. El precio eran 1400 pesos (27€), de 3 a 6 personas. Es decir, contra más personas más económico salía. Al llegar allá había una pareja de ingleses y pensé, qué bien, 3 es poca gente y así me sale bien de precio. Pues fliparía cuando Pequeño y yo fuimos incapaces de convencerles para que fueran conmigo en el bote. Incluso les ofrecí pagar la mitad, es decir, yo 700, y ellos 350 cada uno. Pues a joderse con los ingleses, que no, que se irían al hotel a buscar más gente porque lo encontraban caro :S
La madre que los trajo, la de pasta que se estarían gastando en el hotel, y eran incapaces de pagar 14€ para viajar los 2.
Pues pa chulo yo, pregunté si podía viajar yo sólo y aceptaron por 800 pesos. Ale, pase VIP pal menda.

Pa guiri, yo | © Marc Iglesias |


Capitanes del bote | © Marc Iglesias |


Estuvo bastante bien el viajecito, y duró más de lo que pensaba, una hora de paseo por la laguna, mar, cueva y manglares.

Laguna Gri-Gri  | © Marc Iglesias |


Manglares en Laguna Gri-Gri | © Marc Iglesias |


Manglares en Laguna Gri-Gri | © Marc Iglesias |


La excursión acabaría de una forma genial, tan solo a 10 minutos en moto, en la playa Caletón.
También bonita, pero lo mejor fue la comida. Menudo plato de camarones (gambitas), Mero, y Batata (no patata) frita que nos arreamos Pequeño y yo. Qué delicia!

Qué delicia de camarones | © Marc Iglesias |


La semidulce batata y el omnipresente plátano | © Marc Iglesias |


De vuelta, en una gasolinera, me volví a fijar en la escopeta del vigilante de seguridad. Después de hablar con él, sacó los 6 cartuchos porqué cambiaba de turno, y se dejó tomar unas fotos por una propina. Otro listo.

Seguridad en gasolineras | © Marc Iglesias |


La noche antes de irme de Puerto Plata, Pequeño quiso despedirse llevándome de nuevo al Club nocturno, asegurándome esta vez que sí habría espectáculo.
Al menos esa vez había algo más de gente en el local. Estuvo entretenido porque una la gogó (por llamarlo así) no paraba de flirtear conmigo a ver si me llevaba al huerto. Me estoy sorprendiendo del aguante que puedo tener, pero tampoco tiene mucho mérito cuando sabes que para llevártela a la cama has de aflojar la billetera. Por cierto, de striptease nada, solo dio un par de vueltas en la barra vertical, eso sí, se aguantaba sólo con las piernas…
Pequeño me escribió en un papel su email y el teléfono de 3 familiares para estar en contacto con él. Y que no lo olvidara. Por supuesto que no, gracias a él he pasado los días más interesantes de mi estancia en este original país.
Esa noche, ya en el hostal, me dijo que aún no me fuera a dormir y esperara en la habitación… Pero esa historia me la reservo para mí 😛
GALERÍA DE FOTOS

Desde la moto, yendo a Punta Rucia | © Marc Iglesias |


Venta de plátanos verdes | © Marc Iglesias |


Siempre hay alguien amable en Dominicana | © Marc Iglesias |


Me ido encontrando zapatos colgados por muchas ciudades del mundo. Una nueva teoría es que son de gente que falleció. | © Marc Iglesias |


Muchos envases son de 500ml, hay que tomar nota | © Marc Iglesias |


Curiosa decoración en Playa Caletón | © Marc Iglesias |


Me pareció ver un lindo gatito | © Marc Iglesias |


Guardián de la plantación de cacao | © Marc Iglesias |


Flor del plátano verde? | © Marc Iglesias |


Ahora ya sé de dónde sale la piña | © Marc Iglesias |


Carteles dominicanos. Sin comentarios | © Marc Iglesias |